“Volverr a empesarrr”

Como decía la señora esa guiri de los Óscar hace años…

Así de a poquito, un paso, luego otro, empiezo a tocar de nuevo en garitos. Tres conciertos en las próximas tres semanas. Empezando por el Café Galdós mañana domingo, un sitio íntimo con gente estupenda atendiendo en el centro de Madrid.

¿Miedo? ¡Claro! Tengo las canciones oxidadas a juego con mis dedos. Sé que tardarán en engrasarse pero habrá que empezar por algún sitio o, si no, el miedo y la desgana acabarán por corroerle todo, como he visto en algunos “compañeros de generación”.

Y sí, volveré a escribir por aquí y te contaré el resto de mi aventura europeo-callejera, lo haré por ti que lo lees y por mí, para que no se me olviden las vivencias.
Así que, aunque sea en diferido, prepárate para aventuras con ratas en Salzburgo, contratos en fiestas privadas, furgonetas requisadas, locura y desenfreno en el primer bar gay de Ginebra…

Un abrazo,

Hare